IACHR encontró una violación de los requisitos de ACHR en relación con el solicitante.

Заголовок: IACHR encontró una violación de los requisitos de ACHR en relación con el solicitante. Сведения: 2020-07-23 05:17:37

Sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos de 31 de agosto de 2017 en el caso de Lagos del Campo v. Perú (Serie C, n. 340).

El solicitante recibió asistencia para preparar una queja ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Washington, EE. UU.).

Posteriormente, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos remitió la queja del solicitante a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (San José, Costa Rica). La denuncia fue luego comunicada a Guatemala.

El caso trató con éxito una queja sobre las obligaciones del estado en relación con los derechos a la estabilidad laboral, la asociación y la libertad de expresión.

Obligaciones del Estado en relación con los derechos a la estabilidad laboral, a la asociación y a la libertad de expresión.


LAS CIRCUNSTANCIAS DEL CASO


El solicitante, Alfredo Lagos del Campo, fue elegido presidente de la Asamblea General del comité electoral de una empresa privada. En una entrevista con un periódico, hizo varias declaraciones denunciando las deficiencias en la gestión de la empresa durante las elecciones. Posteriormente, el 1 de julio de 1989, fue despedido por violación de la disciplina laboral. El demandante presentó una queja ante el Tribunal Laboral, que declaró el despido "inadmisible e injustificado". Sin embargo, el tribunal de segunda instancia revocó esta decisión y confirmó que su despido era legal y justificado. Todos los recursos subsiguientes utilizados por el solicitante fueron declarados inadmisibles o se le negó el fondo.


PREGUNTAS DE LEY


Los artículos 13 (2) (libertad de pensamiento y expresión) y 8 (2) (derecho a un juicio justo) de la Convención Americana sobre Derechos Humanos (en adelante - CADH) junto con su artículo 1 (1). La Corte Interamericana de Derechos Humanos (en adelante, la Corte Interamericana) ha enfatizado la aplicabilidad del derecho a la libertad de pensamiento y expresión en el lugar de trabajo, mientras que el estado tiene el deber de respetar y garantizar este derecho para que los trabajadores y sus representantes puedan ejercerlo. En casos que involucran interés general y público, se requiere un estándar más alto, especialmente para los cargos electos representativos existentes. La Corte Interamericana resolvió que las declaraciones hechas por el solicitante como representante de los trabajadores eran asuntos de interés público. Concluyó que el Estado había aceptado la restricción aplicada al derecho del solicitante a la libertad de pensamiento y expresión como resultado de la aplicación de una sanción opcional, que no había sido debidamente justificada. En las circunstancias del caso, no había necesidad imperiosa de justificar su despido.


RESOLUCIÓN


El caso violó los requisitos de la CADH (adoptada por unanimidad).

(b) el Artículo 26 (derecho a la estabilidad en el trabajo) junto con el Artículo 1 (1) (obligación de respetar y garantizar los derechos sin discriminación), 13 (libertad de pensamiento y expresión), 8 (derecho a un juicio justo) y 16 (libertad de asociación ) ACHR. La Corte Interamericana ha confirmado su jurisdicción bajo el principio de iura novit curiae para analizar la apelación inicial y el impacto en los derechos laborales del solicitante. En este sentido, la Corte Interamericana de Justicia recordó su posición sobre la independencia e indivisibilidad de los derechos civiles, políticos y económicos, sociales y culturales en la CADH. Ambos grupos de derechos deben considerarse juntos como derechos humanos sin ninguna división jerárquica entre ellos y respetados por las autoridades competentes. Por primera vez, la Corte Interamericana comenzó a analizar el artículo 26 de la CADH, que establece los derechos económicos, sociales y culturales en este tratado. Llegó a la conclusión de que había una violación específica del derecho al trabajo, en particular los derechos a la estabilidad laboral y la asociación.

Iura novit curiae (lat.): Los jueces conocen la ley, una disposición de la ley romana, lo que significa que el tribunal determina independientemente qué leyes se deben aplicar para resolver la disputa.

La Corte Interamericana de Justicia ha derivado el alcance y el contenido del derecho a la estabilidad laboral bajo el Artículo 26 ACHR de la Carta de la Organización de los Estados Americanos y la Declaración Americana de los Derechos y Deberes de los Derechos Humanos, las reglas de interpretación establecidas en el Artículo 29 ACHR, corpus iuris internacional y regional, y la ley peruana. Encontró que proteger el derecho a la estabilidad laboral en el ámbito privado es coherente con las responsabilidades específicas del gobierno, como una regulación y auditoría adecuadas, proteger a los trabajadores de despidos injustificados, proporcionar soluciones en caso de despidos injustificados y establecer mecanismos legales efectivos.

La Corte Interamericana concluyó que las autoridades estatales no tomaron las medidas adecuadas para proteger al solicitante de violaciones de su derecho al trabajo por parte de terceros, ya que aprobaron su despido indebido por parte de las autoridades judiciales. El solicitante no fue readmitido y no recibió compensación ni beneficios sociales relacionados. Por lo tanto, perdió su trabajo y el acceso a la pensión de vejez, no pudo ejercer sus derechos como representante de los trabajadores. En consecuencia, las autoridades estatales no garantizaron su derecho a la estabilidad laboral.


RESOLUCIÓN


Hubo una violación de los requisitos de la CADH en el caso (aprobado por cinco votos a favor y dos en contra).

(c) los artículos 16 (libertad de asociación) y 26 (derecho a la estabilidad laboral) junto con el artículo 1 (1) (obligación de respetar y garantizar los derechos sin discriminación), 13 (libertad de pensamiento y expresión) y 8 (derecho a un juicio justo ) ACHR. La Corte Interamericana ha indicado que la libertad de asociación se aplica no solo a los sindicatos, sino a cualquier organización que pretenda representar los intereses legítimos de los trabajadores. Recordó que la libertad de asociación implica una evaluación individual y pública. Por un lado, incluye el derecho a la libertad de asociación y el uso de cualquier medio adecuado para ejercer dicha libertad. Por otro lado, es un mecanismo que permite a los miembros de un colectivo o grupo de trabajo lograr conjuntamente ciertos objetivos y obtener beneficios para sí mismos. En el presente caso, el despido ilegal del solicitante le impidió conservar su puesto como representante de los empleados y asistir a una reunión del comité electoral. Por lo tanto, teniendo en cuenta la doble naturaleza del derecho de asociación, la Corte Interamericana determinó que la violación de los derechos del solicitante como representante de los trabajadores también podría tener un efecto aterrador y disuasorio en otros trabajadores, ya que fue despedido por hablar en esa capacidad.

(d) Compensación. La Corte Interamericana ha determinado que esta Orden es en sí misma una forma de compensación y ha invitado al Estado a (i) publicar la Orden y su resumen oficial, (ii) pagar una compensación por daños materiales (incluida la pérdida de ganancias, pensiones de vejez y beneficios sociales) y daños no materiales, y También reembolsar los costos y gastos legales.

 

 

Добавить комментарий

Защитный код
Обновить

© 2011-2018 Юридическая помощь в составлении жалоб в Европейский суд по правам человека. Юрист (представитель) ЕСПЧ.