IACHR encontró una violación de los requisitos de ACHR en relación con el solicitante.

Заголовок: IACHR encontró una violación de los requisitos de ACHR en relación con el solicitante. Сведения: 2020-07-19 04:42:22

Sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos de 15 de febrero de 2017 en Vásquez Durand et af. V. Ecuador (Serie C, no. 332).

El solicitante recibió asistencia para preparar una queja ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Washington, EE. UU.).

Posteriormente, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos remitió la queja del solicitante a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (San José, Costa Rica). La denuncia fue luego comunicada a Ecuador.

El caso examinó con éxito una denuncia sobre desaparición forzada durante un conflicto armado internacional.

Desaparición forzada durante un conflicto armado internacional.


LAS CIRCUNSTANCIAS DEL CASO


El conflicto armado internacional entre Ecuador y Perú, conocido como la Guerra cerca del río Senepa, o el conflicto del Alto Senepa, comenzó en enero de 1995. Jorge Vázquez Durand, un ciudadano peruano que vendía artesanías tradicionales en ambos países, desapareció el 30 de enero de 1995, luego de decirle a su esposa por teléfono que iba a ir nuevamente al Ecuador para transportar sus productos desde ese país a Perú. Esta fue la última conversación con Vásquez Durand. Los documentos de inmigración indicaron que Vázquez Durand salió de Ecuador para Perú el 30 de enero de 1995, y no hay documentos que demuestren que regresó a Ecuador el mismo día. Sin embargo, según la información recibida por su esposa, regresó a Ecuador y fue arrestado por funcionarios de la agencia de inteligencia ecuatoriana. Además, otro ciudadano peruano que también fue detenido por funcionarios estatales durante el conflicto armado dijo que vio a Vásquez Duranda en "muy malas" condiciones en la prisión militar de Teniente Ortiz al menos hasta junio de 1995. A pesar de los intentos de los miembros de la familia Vásquez Duranda de encontrarlo, se desconoce su paradero.

En mayo de 2007, las autoridades ecuatorianas establecieron una Comisión de la Verdad para investigar las violaciones de derechos humanos cometidas desde 1984. El caso de Vásquez Duranda se incluyó en el informe final de la Comisión emitido en junio de 2010, que indicaba que era víctima de tortura, desaparición forzada y privación arbitraria de libertad. El caso penal iniciado en Ecuador en 2010 permaneció en una etapa inicial en la fecha de la decisión de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (en adelante, la Corte Interamericana).


PREGUNTAS DE LEY


(a) Artículos 7 (derecho a la libertad personal), 5 (1) y 5 (2) (derecho a un trato humano), 4 (1) (derecho a la vida) y 3 (derecho a la personalidad jurídica) de la Convención Americana sobre Derechos Humanos ( en adelante - CADH) en conjunto con sus artículos 1 (1) y I (a) de la Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada de Personas. Debido a la desaparición de Vásquez Durand en el curso de un conflicto armado internacional, la Corte Interamericana consideró útil interpretar el alcance de las obligaciones de la CADH, teniendo en cuenta las disposiciones pertinentes del derecho internacional humanitario. En particular, la Corte enfatizó que el derecho internacional humanitario obligaba a las autoridades ecuatorianas a proteger a los civiles del otro lado del conflicto que tiene lugar en cualquier parte de su territorio.

De acuerdo con la jurisprudencia reiterada de la Corte Interamericana de Justicia, la desaparición forzada es una violación compleja y compleja de varios derechos humanos, con tres elementos superpuestos: (a) privación de libertad, (b) interferencia directa o complicidad de agentes estatales, y (c) negativa a reconocer la detención bajo vigilar y aclarar el destino o el paradero de la persona en cuestión. La Corte Interamericana señaló que, si bien los Convenios de Ginebra y el Protocolo adicional I no prohíben explícitamente la desaparición forzada, dicha prohibición se considera una norma del derecho internacional humanitario consuetudinario.

La Corte Interamericana recordó que cualquier detención, independientemente de su duración o propósito, debe registrarse debidamente para proteger contra cualquier interferencia ilegal o arbitraria con la libertad física. Además, en los conflictos armados internacionales, los Estados tienen la obligación de establecer "una oficina de información oficial encargada de recopilar y transmitir información sobre las personas protegidas en [su] poder".

Para determinar si estos tres elementos estaban presentes en el presente caso, la Corte Interamericana recurrió a pruebas circunstanciales y se refirió a los hallazgos de la propia Comisión de la Verdad de Ecuador. La Corte Interamericana determinó que Vásquez Durand volvió a ingresar a Ecuador el 30 de enero de 1995, donde fue detenido por los servicios especiales ecuatorianos. La Corte Interamericana consideró que la falta de documentos de custodia y registros de inmigración no impidió esta conclusión, que era consistente con el testimonio y la información recopilada por su familia. La evasión del registro de la detención de Vásquez Duranda, a pesar de los claros compromisos al respecto, mostró la intención de encubrirlo. Además, como ciudadano peruano y civil detenido por otra parte en el conflicto, Vásquez Durand era una persona protegida desde el punto de vista del derecho internacional humanitario. Como resultado, la Corte Interamericana dictaminó que Vásquez Durand era y sigue siendo una persona que había desaparecido por la fuerza desde el 30 de enero de 1995. Por lo tanto, Ecuador fue responsable de violaciones de sus derechos a la libertad personal, el trato humano, la vida y el reconocimiento de la capacidad legal.


RESOLUCIÓN


El caso violó los requisitos de la CADH (adoptada por unanimidad).

(b) Artículos 8 (1) (derecho a un juicio justo) y 25 (1) (derecho a un recurso) de la CADH en conjunto con su Artículo 1 (1) y el Artículo I (b) de la Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada de Personas. La Corte Interamericana determinó que Ecuador había violado su obligación de iniciar una investigación sobre la desaparición forzada de Vázquez Durand por iniciativa propia, ya que solo inició una investigación penal en 2010, a pesar de que varias autoridades competentes fueron notificadas de la desaparición forzada de la víctima en 1995. La Corte Interamericana también dictaminó que la investigación penal, que comenzó en 2010, no se llevó a cabo dentro de un tiempo razonable, ya que todavía estaba en una etapa muy temprana siete años después. Finalmente, la Corte Interamericana concluyó que el estado no realizó una búsqueda seria de Vásquez Durand o sus restos, ya que una simple verificación de registros oficiales o documentos escritos no era suficiente.


RESOLUCIÓN


El caso violó los requisitos de la CADH (adoptada por unanimidad).

(c) Compensación. La Corte Interamericana determinó que la orden en sí misma constituía una forma de reparación y ordenó al estado que continuara y realizara una investigación adecuada sobre la desaparición forzada de Vásquez Durand de manera oportuna y de buena fe, (ii) realice una búsqueda exhaustiva y sistemática del paradero de la víctima, (iii) publique la orden y su resumen oficial, (iv) pagar una cantidad para reembolsar los costos del tratamiento psicológico o psiquiátrico de los familiares, y (v) pagar una indemnización por daños materiales y no materiales, así como los costos y gastos legales.

 

 

Добавить комментарий

Защитный код
Обновить

© 2011-2018 Юридическая помощь в составлении жалоб в Европейский суд по правам человека. Юрист (представитель) ЕСПЧ.