El TEDH encontró una violación de los requisitos del artículo 10 del Convenio para la protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales.

Заголовок: El TEDH encontró una violación de los requisitos del artículo 10 del Convenio para la protección de los dere Сведения: 2019-06-22 08:16:43

Sentencia del TEDH del 20 de noviembre de 2018 en el caso de Toranzo Gómez (España) (demanda N 26922/14).

En 2014, el demandante fue asistido en la preparación de una demanda. Posteriormente, la demanda fue comunicada a España.

El caso fue considerado exitosamente como una demanda contra el solicitante por difamación debido al hecho de que el solicitante llamó a los métodos utilizados por la policía y los bomberos cuando fueron desalojados de la casa, "tortura", en contra de su definición legislativa. El caso fue una violación del artículo 10 de la Convención para la Protección de los Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales.


LAS CIRCUNSTANCIAS DEL CASO


Protestando contra el desalojo de la casa, el autor se amarró al suelo de un túnel subterráneo, que excavó junto con otros manifestantes. Para sacarlo de allí, la policía lo ató con una cuerda alrededor de su cintura, tratando de sacarlo, y le ató la mano al tobillo de tal manera que le dolió al solicitante durante mucho tiempo. La policía también amenazó al solicitante con gas y el inevitable colapso de toda la estructura subterránea. Como resultado, el solicitante se entregó voluntariamente a las autoridades y fue detenido.

Durante la conferencia de prensa, el autor alegó que la policía y los bomberos habían utilizado la tortura contra él durante el desalojo. Fue declarado culpable de difamación por esta declaración y condenado a un pago mensual de una multa de 10 euros por 12 meses, con un día de prisión impuesta cada dos días de retraso. El tribunal también ordenó al solicitante pagar una indemnización de 1.200 euros a los agentes de policía y publicar la decisión del tribunal en los medios de comunicación a su cargo.


PREGUNTAS DE DERECHO


Respecto al cumplimiento del artículo 10 del Convenio. La interferencia con la libertad de expresión del solicitante estaba prevista en el Código Penal español y perseguía el objetivo legítimo de proteger los "derechos y la reputación de los demás".

(i) La naturaleza de las declaraciones del solicitante. Aunque el solicitante usó expresiones que podrían sugerir un cierto grado de exageración, se quejó de su trato por parte de las autoridades durante la restricción de su libertad, lo cual, a pesar de que el solicitante se encontraba en esta situación como resultado de sus propias acciones, debería haberlo causado. sentimientos de estrés, miedo y sufrimiento físico y moral.

(ii) El contexto de la interferencia y el método utilizado por los tribunales españoles para justificar la condena del solicitante. El solicitante describió en detalle los métodos utilizados por la policía y los bomberos. Su descripción correspondía a los hechos probados en los tribunales españoles en el marco del proceso penal. Además, después de los informes del demandante, el público no tenía dudas sobre lo que realmente sucedió, y no había evidencia en el expediente del caso de que el demandante no actuó de buena fe al hacer tales alegaciones y no persiguió el objetivo legítimo de discutir temas de interés público. . Por lo tanto, la única razón para el desacuerdo fue la evaluación de hechos controvertidos. La expresión "tortura" utilizada por el solicitante debe interpretarse como un juicio de valor, cuya confiabilidad no se pudo probar. El solicitante usó la palabra "tortura" en un sentido coloquial para condenar los métodos de la policía y los métodos que consideraba uso excesivo y desproporcionado de la fuerza por parte de los agentes de policía, así como el trato cruel por parte de la policía y los bomberos, cuya víctima se ha convertido.

(iii) La medida en que la policía individual y los bomberos se vieron afectados. Los tribunales de España no abordaron la cuestión de si las controvertidas declaraciones del autor promovían la violencia o si se contaba con otros medios para responder a estas denuncias antes de recurrir a un proceso penal. De hecho, ni en las decisiones de los tribunales españoles, ni en las observaciones de las autoridades del Estado demandado en el caso, mencionó si las alegaciones de la demandante tuvieron consecuencias negativas para los oficiales de policía. En contraste con el caso de Kumpane y Masere v. Rumania (véase la sentencia de la Gran Sala del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas en el caso Kumpen y Masere v. Rumania (Cumpănă y Mazăre v. Rumania) del 17 de diciembre de 2004, queja No. 33348/96) Los tribunales españoles no estaban de acuerdo con la veracidad de las alegaciones del demandante, sino con las calificaciones legales de los métodos utilizados por la policía.

(iv) La severidad de la intervención. El castigo impuesto al solicitante podría tener un "efecto disuasorio" para que el solicitante ejerza su derecho a la libertad de expresión, ya que podría privarlo de su intención de criticar a los funcionarios (ver, mutatis mutandis, el Tribunal Europeo de Justicia en el caso Levandowska-Maliec v. Polonia (Lewandowska -Malec c. Polonia) del 18 de febrero de 2012, queja No. 39660/07, § 70).

(v) Determinar el significado comparativo del derecho del solicitante a la libertad de expresión y el derecho de los agentes de policía a respetar su privacidad. Restringir el derecho del autor a criticar a las autoridades al imponerle el deber de adherirse estrictamente a la definición de tortura consagrada en el Código Penal español representaba una carga excesiva para el autor (así como para cualquier ciudadano común).

En general, la sanción impuesta al solicitante no estaba debidamente fundamentada, y las normas aplicadas por los tribunales españoles no garantizaban un equilibrio justo entre los derechos e intereses respectivos. Por lo tanto, la interferencia denunciada por el solicitante no era "necesaria en una sociedad democrática" en el sentido del Artículo 10 § 2 de la Convención.


Resolucion


El caso fue una violación del artículo 10 de la Convención (adoptado por unanimidad).


El pago


En aplicación del artículo 41 del Convenio. El Tribunal otorgó a la demandante 4 000 EUR por daños no pecuniarios y 1,200 EUR por daños materiales.

 

Добавить комментарий

Защитный код
Обновить

© 2011-2018 Юридическая помощь в составлении жалоб в Европейский суд по правам человека. Юрист (представитель) ЕСПЧ.